Entrevista a Jorge Fegan

Jorge Fegan es egresado de Licenciatura en Cine y Actuación de Incine. Co-realizó y actuó como protagonista en el largometraje “Los Canallas”. Varios de sus cortos han participado en festivales de cine nacionales e internacionales. En febrero de este año, Jorge viajó a Alemania como becario del Talent Campus de la Berlinale, donde él y otros chicos de diferentes países del mundo participaron en talleres y charlas conducidas por famosos directores y actores. Jorge es actualmente Coordinador Académico de Primer Año de Incine y profesor de las asignaturas de Apreciación Cinematográfica y Retrato.

¿Cuándo decidiste estudiar cine?

Siempre quise ser actor, desde que era pequeño, pero no había un lugar, aquí en Ecuador, donde estudiar actuación. Fui a México a probar suerte en Televisa, donde doce mil personas hacen castings a diario. Quedé pre-seleccionado pero no cumplía con todos los requisitos que pedían, por lo que regresé a Ecuador. Estudié administración de empresas y actuaba siempre que tenía la oportunidad hasta que supe de Incine. 

 Siempre has actuado en tus propias películas ¿No has tenido problemas?

Mis primeros trabajos son autobiográficos, eran más complejos y metafóricos, y después se fueron definiendo. En mis primeros cortometrajes hubiera necesitado una opinión opuesta a la mía, una mirada que te dé otro punto de vista. En el mediometraje, tuve esta otra mirada, que era de Nataly Valencia, co-directora de “Hay golpes en la vida”, ambos conocíamos al personaje que yo protagonizaba, Nataly se encargaba totalmente de dirigirme, por lo que fue más fácil actuar. 

 En el teaser de tu proyecto de largometraje no actuaste. ¿Por qué?
Siempre me ha gustado actuar, estar delante de cámara pero esta vez era bueno probar el otro lado, el de dirigir. En Ecuavisa fui realizador y me agradó esta sensación de estar del otro lado de la cámara y de ocuparme estrictamente de la realización.

¿Te resultó fácil dirigir a tu actores?

Sí, ya he trabajado antes con actores en mis otros cortometrajes; en las escenas en las que yo no actuaba, me encargaba de dirigirles.

Das clases de Retrato. ¿De qué se trata esta asignatura?

En Retrato los estudiantes aprenden a conocerse, a descubrir qué posturas o poses tienen, y a romper la imagen que los demás tienen de ellos, esa imagen que les limita a comportarse de una forma. Al principio sonríen y posan frente a la cámara como si fuera la tipica foto familiar pero enseguida descubren que se trata de algo nuevo, de vivir y enfrentarse a ese momento de estar expuestos. En Retrato, los chicos se permiten descubrir que también pueden ser otras personas, por ejemplo, una chica tímida puede volverse distinta a la imagen que ella tiene de sí misma y sentirse más cómoda siendo sensual o extrovertida. En cada sesión vamos trabajando con distintas consignas y niveles. La primera consigna se trata de exponerse a la cámara, jugar y dialogar con ella, reconocer cómo se sienten en ese momento, estar presentes, con los sentidos despiertos. Cada alumno va reconociendo sus fortalezas y sus debilidades con las que tiene que trabajar. El siguiente paso es incluir el entorno, cómo les afecta a su memoria emocional, qué recuerdos les trae, a compartir con la cámara un momento vivencial íntimo, sentirse libres para soltar sus impulsos; y en la última sesión deben trabajar una apariencia opuesta a ellos, que les dé libertad para ser expresivos con su rostro y cuerpo, y que les permita arriesgarse a intentar cosas nuevas sin dejar de vivir una verdad personal provocada por el entorno.

¿Sientes que continúas aprendiendo, aun como profesor?

Sí. Yo no tengo una verdad, en la clase doy mi opinión, mi punto de vista sobre lo que observo y lo que conozco. Los chicos dan su punto de vista y se produce una conversación, donde vamos descubriendo nuevas cosas y aprendiendo de los demás. Por eso no solo es importante la sesión de fotos sino también el visionamiento de las fotos, observarlas juntos y tener una mirada, ser críticos. El alumno fotografiado espera escuchar los comentarios y análisis no solo de sus profesores sino también de sus compañeros para ver qué necesita mejorar o en qué debe trabajar y para él también poder comentar las sesiones de sus compañeros.

También recibiste clases de retrato. ¿Cómo te sirvió esto para ser profesor y cómo fue tu experiencia como estudiante en esta clase?

Yo había tenido antes clases de modelaje, etiqueta y protocolo, por lo que me escogieron para ser el el primero de mis compañeros para las sesiones de fotos. Pensaban que yo no tendría problemas de nervios al estar frente a la cámara pero tuve otros problemas, como poses pre-establecidas. Fue terrible pero igual fue enriquecedor porque fui aprendiendo sobre exponerme, vivir esos momentos y todo eso me ayudó en actuación. Lo que me alegra es que quienes fueron estudiantes en Incine y ahora son profesores no tienen esa distancia entre profesor que tiene la verdad absoluta y alumno que debe obedecer y quedarse callado. Ellos pasaron por lo mismo que están pasando los estudiantes, así que no se inventan nada sino que dialogan con ellos a partir de sus propias experiencias, saben de qué se trata porque pasaron por lo mismo, así que saben que nadie tiene la verdad, que solo pueden opinar y conducirles a partir de lo que vivieron y conocieron, lo que ayuda bastante a cada alumno, pues es el proceso es personal y diferente con cada uno.

(Fuente: Incine)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: